El Grado de Compañero

A este segundo escalafón en la francmasonería se accede una vez logrados los conocimientos del grado precedente. El compañero, aunque con un poco más de conocimiento, no llega aún a la maestría. Sin embargo, habiendo demostrado su progreso, se convierte en un incalculable valor de cooperación para sus maestros.

Como un hermano mayor vela para que los aprendices sean fieles discípulos a las enseñanzas de la Orden.

Su tenacidad y perseverancia le harán meritorio alcanzar el sublime grado de maestro.