El Futuro de la Masonería

En un momento crucial de la Humanidad, cuando las corrientes nacionalistas y xenófobas, se muestran más agresivas que nunca, la Masonería y los Masones que la forman a título individual, tienen mucho que decir y mostrar a la sociedad. La TOLERANCIA y la FRATERNIDAD deben sustituir a las posturas Intolerantes e insolidarias para hacer posible la IGUALDAD en la diversidad. Nuestro papel es: estando en el presente, mirar al futuro y nunca lamentarnos del pasado. No podemos concebir una vida pública ni otro tipo de acción humana sin la participación efectiva,de los dos sexos en plena igualdad de condiciones.

La Masonería Mixta, no se podría comprender sin la participación de la mujer (en total igualdad con el hombre) en los trabajos, debates y exposición de ideas que surgen de una diversa, que no contradictoria, visión del mundo. La maternidad (efectiva o en potencia) pensamos que es la "Iniciación" más antigua de las conocidas. La sensibilidad de la mujer para ciertos problemas sociales, debe y puede aportar una visión complementaria a la del hombre. Solamente juntos, hombres y mujeres, podremos forjar un futuro lleno de esperanza para la Humanidad.

La discriminación por razón de sexo, lamentablemente aún visible en nuestra pretendida sociedad "moderna", es un escarnio a los derechos más elementales del Ser Humano. La erradicación del machismo (llevado a extremos de crueldad impensables aun en nuestra época), debe ser, en este siglo XXI, una de nuestras principales metas. No podemos comprender la implantación una sociedad justa sin el reconocimiento, no solamente formal sino efectivo, de los derechos de más de la mitad de la Humanidad. La simple puesta en tela de juicio de este derecho, supone una clara falta de racionalidad y justicia. En Masonería, si queremos ser coherentes con nuestros postulados de: LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD, no podemos soslayar el compromiso de igualdad real para ambos sexos, también en las Logias.

En nuestra Obediencia Masónica totalmente Mixta en todas sus Logias, nos sentimos muy afortunados al trabajar, en plena igualdad, con el componente femenino de la Humanidad.