Masonería e Ideologías

La Masonería, como Institución, es apartidista y no impone o recomienda opción política o religiosa alguna a sus miembros. Cada uno de nosotros es libre de actuar según su conciencia en estos asuntos. En nuestras reuniones formales o rituales, ponemos en práctica una antigua fórmula que postula no tratar de religión ni de política, salvo para esclarecer un determinado tema a los demás.

Lo anterior significa, claramente, que en Masonería no se pueden dar consignas ni mucho menos tratar de imponer un determinado modelo político o religioso. Hacerlo sería antimasónico y totalmente contrario a nuestros postulados de: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Cada Masón, a título individual, es muy libre de pertenecer a partidos políticos, asociaciones de todo tipo, sindicatos, iglesias, etc. y, dentro de estas organizaciones o instituciones, expresar y defender sus particulares ideas y modelo de sociedad.

Para lograr una envidiable convivencia entre Seres Humanos de distinta raza, religión, sexo o cultura, practicamos nuestra más querida virtud: LA TOLERANCIA. Para poder implantarla realmente y lograr una átmosfera que nos permita trabajar en pos de metas universales, intentamos practicarla en cada uno de nuestros actos, sean estos Masónicos o no.